El artículo del mes

Oremos por las intenciones del papa Francisco por Pablo Cervera Barranco

Intenciones confiadas a su «Red Mundial de Oración» (Apostolado de la Oración) durante el mes de octubre de 2019

Orar por el papa y sus intenciones pertenece a la esen­cia de la vida cristiana. Nuestra oración por el suce­sor de Pedro se encuentra a diario en la plegaria eucarística, corazón de la celebración de la santa Misa: «Acuérdate, Señor, de tu Iglesia, extendida por toda la tie­rra, y con el papa Francisco…»

El papa confía cada mes a su Red Mundial de Oración, el Apostolado de la Oración, dos intenciones (una anunciada al comienzo del año y la otra en la inmediatez del mes en curso) que expresan sus grandes preocupaciones por la humanidad y por la misión de la Iglesia. Son una convocatoria mundial para transformar nuestra plegaria en «gestos concretos». Resumen su plan de acción para movilizarnos cada mes por un propósito determinado que nos invita a construir un mundo más humano y más divino.

Por la evangelización

Para que el soplo del Espíritu Santo suscite una nueva primavera misionera en la Iglesia.

El papa Francisco convocó hace tiempo para este mes un mes extraordinario sobre las misiones. De este modo trata de concienciar a la Iglesia de la tarea recibida: evangelizar a todas las naciones. Esta misión no es tarea humana, sino encomienda divina con la fuerza necesaria para desempe­ñarla. Por eso, es más que nunca acertado que se invoque al Espíritu Santo, alma de la misión y artífice de la divinización de los que acogen el mensaje, para que sea él quien abra el camino a una nueva época misionera en la Iglesia. Los retos y dificultades son muchos, pero, gracias a la presen­cia, consuelo y empuje del Espíritu Santo, la Iglesia puede continuar haciéndose voz de la Palabra.


Ofrecimiento diario por la Iglesia y por el mundo

V/ Ven, Espíritu Santo,

inflama nuestro corazón

en las ansias redentoras

del Corazón de Cristo.

R/Para que ofrezcamos

de veras nuestras personas

y obras, en unión con él

por la redención del mundo.

 

Señor mío y Dios mío Jesucristo:

por el Corazón Inmaculado de María me consagro a tu Corazón

y me ofrezco contigo al Padre en tu santo sacrificio del altar,

con mi oración y mi trabajo, sufrimientos y alegrías de hoy,

en reparación de nuestros pecados y para que venga a nosotros tu reino.

 

Te pido en especial:

por el Papa y sus intenciones,

por nuestro obispo y sus intenciones,

por nuestro párroco y sus intenciones.

 

Oración propuesta por el papa Francisco para el Mes Misionero Extraordinario Octubre 2019


Padre nuestro, tu Hijo unigénito Jesucristo

resucitado de entre los muertos

encomendó a sus discípulos el mandato de

«id y haced discípulos a todas las gentes».

 

Tú nos recuerdas que, a través de nuestro bautismo,

somos partícipes de la misión de la Iglesia.

Por los dones de tu Santo Espíritu, concédenos la gracia

de ser testigos del evangelio,

valientes y tenaces,

para que la misión encomendada a la Iglesia,

que aún está lejos de ser completada,

pueda encontrar manifestaciones nuevas y eficaces

que traigan vida y luz al mundo.

 

Ayúdanos a hacer que todos los pueblos

puedan experimentar el amor salvífico

y la misericordia de Jesucristo.

 

Él que es Dios y vive y reina contigo,

en la unidad del Espíritu Santo,

por los siglos de los siglos.

Amén.